‘La formalización del sentido común’ de Raymundo Morado

 

Raymundo Morado se pregunta en este trabajo editado y compilado por María José Frápolli en el libro Filosofía de la Lógica si se puede construir algún sistema formal que capture el sentido común. Al utilizar la expresión ‘sentido común’ Morado se refiere a uno de los componentes más importantes del razonamiento, pues en él aquel sentido de todos se constituye tal vez como proceso y como resultado.

Conclusiones retractables, en las que abundan mensajes abiertamente contradictorios que nos avisan del descubrimiento probable de una información adicional, inspiran el refranero de todas las épocas en el que al fin se asienta el común parecer de Pedro Grullo. Argumentos plausibles manifiestan su razón de ser en contextos cambiantes, que los tornan retractables. Ellos son las más de las veces producto de quien prefiere usar un mínimo de racionalidad al emitir la andadura -acaso precisa- de sus conclusiones cambiantes. El contexto puede legitimar entonces conclusiones contradictorias -nos indica Morado, en un intento de dramatizar el proyecto de una formalización del sentido común.

Siendo a lo que se ve tan importantes los contextos, habrá que disponerse a establecer cuantas estructuras hallemos para la descripción de su cambiante naturaleza, incluso aunque haya quien los tenga por ‘conjuntos consistentes’ o ‘conjuntos cerrados bajo clausura lógica’, en oposición a quienes con cierta serenidad los toman como ‘fórmulas que modelan grupos de creencias’. La descripción de cualquier contexto (por el simple hecho de serlo en cada caso de algo o acerca de algo) debe permitir la producción de conjuntos (inconsistentes) de creencias. La conclusión que ofrece Raymundo Morado en este interesante artículo es bien notable: lo que hace retractable a una inferencia  no es la incertidumbre de las premisas o la conclusión sino el que su apoyo dependa de un contexto.

Anuncios