María G. Navarro

Fernando Broncano y Jesús Vega

In Epistemic Normativity, Fernando Broncano, Jesús Vega on 21 February, 2013 at 14:10
nolli_06

Mapa de Giambattista Nolli, plano iconográfico

‘Las fuentes de la normatividad epistémica: deberes, funciones, virtudes’ es el título de uno de los capítulos que componen el libro Cuestiones de Teoría del Conocimiento editado y coordinado por Daniel Quesada en 2009. Ángeles Eraña ha escrito una recensión muy interesante sobre este libro en la revista Theoria 2012 (27/1) 73: 120-122.

¿Por qué necesitamos calificar en sentido normativo nuestros estados de creencia? ¿Cómo podemos abordar el problema de la normatividad en epistemología? Con el fin de responder a estas dos preguntas Broncano y Vega ofrecen en este trabajo una visión comprensiva de las propuestas más importantes acerca de la normatividad epistémica, centrándose para ello en la descripción de la naturaleza de los estatutos epistémicos.

La primera pregunta -la pregunta por el porqué- se puede responder fácilmente: bastaría con constatar que a todos nosotros nos preocupa saber si las creencias adquiridas cumplen o se conforman a algún tipo de norma. Ni queremos ni podemos saber cosas de manera accidental, insegura. Broncano y Vega afirman que “los seres humanos somos seres normativos: nos tomamos como sometidos a exigencias racionales”.

En este trabajo la pregunta de por qué necesitamos calificar en sentido normativo nuestros estados de creencia está profundamente relacionada con el análisis de las propuestas teóricas más importantes de las últimas décadas. Como resultado de la exposición de ese panorama, Broncano y Vega retornan al final a la pregunta inicial con renovado asombro, la del por qué, y nos interpelan admirados: “¿qué clase de animales somos los seres humanos que obedecemos a la autoridad de las razones epistémicas?”.

Las concepciones deontológicas de la normatividad epistémica están por lo general centradas en la noción de ‘justificación’. Sin embargo, existen otras alternativas de análisis: (1) las que proponen analizar el funcionamiento de las facultades cognoscitivas de los sujetos para valorar y juzgar si es adecuado o inadecuado; (2) las que proponen una sustitución del modelo deontológico (en cierto modo internista) por un modelo comprensivo que atiende a su indagación histórica; (3) las que analizan aspectos relacionados con la dimensión disposicional de las facultades epistémicas para dirimir cuál es su virtud y si su motivación está basada en la consecución de fines (producir creencias verdaderas, por ejemplo) o en las motivaciones epistémicas del sujeto (el amor a la verdad, pongo por caso).

Lo más interesante del artículo es que sus autores consiguen establecer un panorama cuya justificación no está desvinculada de su trama. Cómo y por qué necesitamos calificar en sentido normativo nuestros estados de creencia: dos cuestiones que nos muestran que el efecto de las críticas a la concepción deontológica de la justificación es una de las más importantes de la epistemología contemporánea, y su desarrollo aún está por venir.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: