María G. Navarro

Criaturas inquisitivas

In Ram Neta, Reliabilism about Justification on 17 March, 2013 at 15:15
Charlotte Dumas. Foam 2009

Fotografía de Charlotte Dumas

 ¿Qué clase de propiedades semánticas tienen nuestras evaluaciones epistémicas? Suele decirse que para responder a esta pregunta la epistemología no naturalizada no se basa en ningún descubrimiento o hallazgo científico acerca de la cognición humana. Sin embargo, las dificultades teóricas relacionadas con el proyecto de una epistemología naturalizada también dejan claro que no es una tarea sencilla explicar en qué sentido puede naturalizarse la epistemología.

En ‘How to naturalize epistemology’ (en New Waves in Epistemology, editado por Hendricks y Pritchard en 2008), Ram Neta ofrece una visión rápida de los desafíos teóricos relacionados con el funcionamiento de nuestros sistemas cognitivos. El filósofo estadounidense consigue enmarcar ese panorama en un horizonte radicado en tres propuestas: la psicología ameliorativa de Bishop y Trout, el fiabilismo estratégico de Goldman y la etología cognitiva de Kornblith. Es sobre todo a partir de este último como el paisaje se abre hacia una futura epistemología naturalizada que Neta asocia con el propósito de un naturalismo teleológico. Cuatro vías de naturalización en un paisaje que Neta enmarca desde la perspectiva teleológica. Todos los caminos llevan a Roma. Después de todo, las estrategias de razonamiento son robustamente fiables en el caso de que se muestren tales en la resolución de problemas relacionados con un vasto conjunto de dominios.

La fiabilidad estratégica es una propiedad epistémica que no está asociada con las creencias, los juicios, las inferencias realizadas o los estados mentales; por el contrario, el estatuto epistémico en cuanto tal es una propiedad (del tipo que sea) de nuestras estrategias de razonamiento. Pero ¿cómo explicar que podamos asignar de manera eficiente recursos cognitivos determinados con el fin de ejecutar o poner en práctica estrategias de razonamiento que se nos manifiestan al cabo robustas desde el punto de vista de su fiabilidad?

Para Neta esta pregunta está relacionada con un hecho fundamental que antecede a la formulación de esta cuestión cuya complejidad sólo es manifiesta a su través: la epistemología se puede naturalizar por analogía con el modo en que se podría llegar a naturalizar la cuestión del bienestar humano. Neta establece una nueva tarea para la etología cognitiva de Kornblith, y se pregunta cómo hacer de ella un proyecto prescriptito.

Charlotte Dumas

Para Kornblith la fiabilidad de un proceso de formación de creencias está directamente relacionada con el ambiente dentro del cual se desarrolla dicho proceso. Una de las cuestiones más importantes es, por tanto, descubrir en qué sentido un ambiente o un entorno es apropiado para la formación de creencias efectuada por una especie de organismos. Ahora bien, ¿qué significa que cada componente de nuestro sistema nervioso (cognitivo) funcione bien? Si establecemos una analogía con el sistema digestivo y escudriñamos imaginariamente nuestro sistema digestivo cuando comemos una manzana, nos percatamos de inmediato de que éste no depende de nuestro control directo. Sin embargo, las operaciones relativas a nuestro sistema cognitivo dependen de nosotros en una manera radicalmente distinta. Esa “manzana” está en nuestras manos, cada uno de nosotros es su artífice, la situamos según nuestro propio gusto o nuestra puntual necesidad argumentativa en un paisaje y una trama de representaciones mentales propia.

Charlotte Dumas

Muy al contrario, en el caso de la digestión, todo sucede en nosotros sin mediación reflexiva. Acontece que la manzana de Eva se digiere en su estómago y por su estómago. La analogía nos lleva a preguntarnos si cada criatura tiene un sistema cognitivo con una finalidad diferente y propia. Para Neta la finalidad de los estados cognitivos de las criaturas inquisitivas no es semejante a la de las criaturas no inquisitivas. En nuestros antepasados —criaturas tan inquisitivas como nosotros lo seremos respecto a nuestros descendientes—, esa diferencia se manifiesta en el sistema cognitivo desde un punto de vista filogenético y ontogenético porque estuvo y estará teleológicamente destinado a la búsqueda de la verdad. Neta no descubre América pero sí establece con una habilidad extraordinaria una ruta archiconocida: la ciencia es esa manzana de digestión particularmente extraña, pues ésta es colectiva.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: